jueves, junio 23, 2005

El regreso

Pues nada, que ya estoy de vuelta y que hay que ver lo bien que va esto de salir de casa, que es que cada vez que sales aprendes algo nuevo, que yo siempre digo que lo de viajar debería estar subvencionado por el Ministerio de Cultura, que aprendes más en un viaje que con el preescolar,los 6 años de primaria y los cuatro de la ESO más el bachiller.

Por ejemplo, en lo de los restaurantes.

Porque si vas a Barcelona, tú normalmente quieres comer ¿no? Pues aquí en mi pueblo vas a un restaurante y entras directamente y, si tienes la suerte de que el camarero deje ver el partido del Real Madrid en la pantalla ultra plana de plasma y 42 pulgadas que acaban de instalar en mitad del comedor, va y le dices - "Mesa para dos, por favor", y ya está, te sientas y a comer.
En Barcelona, no, en Barcelona es diferente.
Barcelona es vanguardista y se está a al última hasta para eso.

Para empezar tú no puedes tener hambre de repente y decir "Pues me voy a cenar a Tal restaurante". No, en Barcelona el hambre hay que planificarlo.

Osea, por ejemplo, tu dices "el miércoles a las 21,30 tendré hambre" y entonces vas y reservas la mesa para ese día, pero así de repente, sin previo aviso, como que no, que es que parece mentira, que no se puede ir así por la vida, sin un planing semanal ni nada.Y es que en Barcelona no encuentras sitio para cenar tan fácilmente, que hay que ver la afición que tiene la gente en Barcelona a cenar fuera de casa, que es que no sé como son.

Y luego, cuando llegas al Restaurante, va y el camarero no está viendo la tele como aquí, que al principio me pareció raro, que allí está en la puerta y tiene un pinganillo en la oreja- el pinganillo viene a ser como el manos libres de los coches, pero en camarero-, y tú no tienes que decirle nada, oye, que lo hace todo el sólito, que en cuanto te ve llegar te dice muy sonriente -"Buenas noches", y luego te pregunta "¿Desean cenar?", que eso está bien que lo pregunte que hay gente muy rara que nunca se sabe a que van a un restaurante.

Y después te dice: "¿Cuantos son ustedes?", que aunque parezca una pregunta tonta no lo es que, aunque sólo vayan dos, nunca se sabe si son los delantero centro del Betis balompié y es la avanzadilla y luego se van a presentar de repente los otros 20 más los reservas, y no veas el lío que se monta.

Y luego va y te pregunta "¿Desean que les atiendan en catalán o en castellano?" y ahí es cuando ya, antes de desmayarte de la impresión, piensas -"¡¡¡Pero que niveeeeeeeeeeeel, Maribel!!!", que es que una no está acostumbrada a estas cosas tan modernas, que en mi pueblo vienen los extranjeros a comer y como mucho les dan una carta que pone "churros y menú tudays" (sic), que los angelitos se me toman unos platos de caracoles picantes mojando los churros en la salsa que no les dices nada por no amargarles el día a los pobres.

Y una vez aclarado lo del idioma, el camarero continúa

-"¿Desean cenar arriba o abajo?"

-"Esto...arriba"

-"¿Fumador o no fumador?" ...Y si uno fuma y otro no- me pregunto- ¿que harán? ¿pondrán una mampara de cristal entre los dos?

-"Pues...no fumador"

- "¿Ventana o interior?"

...¡ Joé, que complicado!..Que, oye, que todo está muy bien y muy correcto, no digo yo que no, pero es que a la quinta pregunta ya empiezan a darte como vahídos y piensas que ójala te hubieras tomado un bocata de chorizo en casa tranquilamente, que una no está acostumbrada, que una en el pueblo lo más que puede elegir es entre tinto de verano o cerveza y ya decidir eso es un esfuerzo, que con tanta pregunta al final no sabes si has ido a cenar o a examinarte de la Selectividad.

Y cuando ya tiene todos los datos entonces va y dice por el pinganillo

-
"Mesa para dos, no fumador, en catalán, arriba y ventana"

Y tú subes por la escalera con la desagradable sensación de que ese hombre tiene ya más información tuya que el Ministerio de Hacienda.

Y arriba otro camarero, que también lleva pinganillo, te espera ya muy sonriente y te dice "Por aquí" y te lleva a una mesa para dos, no fumador, arriba, junto a la ventana, y entonces va y por fín te sientas.

Y te traen la carta -en catalán como has pedido- y no te atreves a preguntar nada por si acaso te vuelven a hacer preguntas. Así que te quedas sin saber si "les alberginies farcides de bacallá" llevan cebolla o nueces caramelizadas.

Ah! y cuando por fín te decides y pides, nada de gritar eso de "¡¡Manoloooooooo, tres de patatas bravas y una de ajoaceiteeeeeee!!". No. Eso está anticuado y además es de mal gusto.
Aquí, maravillas de la técnica, lo que usan es el pinganillo para pedir las patatas bravas a cocina y una PAD para anotar el pedido, que una se queda así como alucinando, que piensa que como no se le había ocurrido que un pinganillo y una PAD podían usarse para esas cosas, que una es una antigua y que para algo se ha inventado la tecnología.

La verdad es que no hay como salir para ponerse al día. Y tengo que reconocer que lo de cenar en Barcelona es un poco más complicado que en mi pueblo pero, eso sí, queda todo mucho más discreto y le da un punto como más cool.

29 Comments:

At 7:40 p. m., Blogger hechicera said...

Eso me pasó a mí en la ciudad de las artes y las ciencias en Valencia, lo del pinganillo en los camareros me dejó alucinando, je,je.

 
At 7:46 p. m., Blogger So said...

Que divertido realmente, me ha dado mucha curiosidad aquello del restaurant.
Anda, tienes que contarnos mas sobre tu viaje a Barcelona. Y cuentame aquello del catalán que no lo entiendo muy bien.
Saludos y bienvenida de regreso!

 
At 7:57 p. m., Blogger mardevientos said...

Creo conocer el lugar donde has estado en Barcelona....!!!! Cuanto te envidio Cris, unos dias en esa ciudad siempre vienen bien!
Besitos

 
At 8:06 p. m., Anonymous xodo said...

cosas verieses que nos sorprendiese.....
dentro de poco lo hacen todo por inteligencia artificial

 
At 8:53 p. m., Anonymous Jose Angel F. said...

Y a todo esto, ¿qué cenasteis?

Porque me temo que de caña y pincho de tortilla nada de nada, salvo que la caña fuese de jengibre vietnamita al gusto del chef y la tortilla axonométricamente desestructurada al coulís de hierbas provenzales....

 
At 9:05 p. m., Blogger cris said...

Pues jose angel, aunque no lo creas era un restaurante normal y nada caro, pero además al día siguiente,en otro de montaditos y tapas en el Paseo de Gracia se repitió la historia.
Osea que es bastante normal.

 
At 9:52 p. m., Blogger Tesne said...

un PDA para anotar lo que va a comer, eso si que es tecnología...ah! hola Cris ya veo que te fue muy bien por allá, estaré pendiente de tus proximos post.

 
At 10:15 p. m., Blogger marrakech said...

¿Pero en serio tanto a cambiado Barcelona que ya no te hablan en catalá directamente y allá te las apañes con tó lo demás?... tengo que viajar más.
Bienvenida Cris querida, un beso grande.

 
At 10:24 p. m., Blogger Lula Towanda said...

Es que Barcelona es "Uropa" (me gusta llamarla así desde que lo leí en una tapia de Dalías - Almería: "ya somos Uropa").

Que tecnológicos, pero que repipis a la vez. La verdad es que se puede dar un buen servicio por otras formas más clásicas.

En lo del catalán ha mejorado. En un viaje en 1992 comimos un grupo de unos ocho en Azulete, un sitio carísimo, donde tuvieron la falta de delicadeza de darnos unas cartas en catalán y otras en castellano. En veganza cambiamos las tapas y los contenidos para crear un poco de confusión.
Nos salió un somelier como el de la película de "Too much" y nos entró la risa y eso que no llevaba pinganillo

 
At 12:53 a. m., Blogger Miguel Pinto said...

Pues los barcelonenses se están pareciendo mucho a los holandeses, demasiada planificación hasta para las cosas mas sencillas.

Que bueno que ya regresaste.

 
At 2:55 a. m., Blogger chucao said...

Jajajaja que buen post, se te extraño mucho. Totalmente de acuerdo contigo, en lo de la utilidad de la educación que se nos entrega, en las diferentes etapas de escuela. No salimos preparados para enfrentarnos con la vida tal y como es.

 
At 10:13 a. m., Blogger Dharma said...

Estaba extrañando leerte! Bienvenida de vuelta!
Digo yo, ¿no te preguntaron también si con sal o sin y esas cosas?

 
At 10:54 a. m., Blogger are said...

Quiero conocer tu pueblo!!!
La unica vez que fui a Barcelona me pasaron dos cosillas bien "graciosas" con los camareros: Estaba leyendo la carta y encontre una palabra que no conocia gambas, entonces le pregunte al mesero que que eran las gambas, el me miro casi con desprecio y me dijo "acaso no hablas castellano y no sabes que son gambas?"!!!! Despues me ignoro totalmente.
En otro restaurante el mesero tenia tanta pereza y la mesa era tan larga, eramos como 10, que tiro el plato de un extremo a otro!!!
Barcelona es una ciudad muy bella, pero la verdad en Espana prefiero los pueblecillos.

 
At 11:01 a. m., Blogger alvaro!! said...

cris menos mal que has vuelto!!
el domingo me sentía vacío sin la preguntita!! jeje.
Yo también fui a Barcelona, pero no me pasó nada de eso, claro que yo fui con el colegio y todos comiamos en el Hotel!
Però l'única cosa que no antenia era el seu parlar, perquè a pesar de que jo parle valencià i es quasi com el català ,parlen un català però de poble poble!! i jo parle un valencià prou castellanitzat la veritat!!

jajaja

 
At 12:15 p. m., Blogger Zifnab said...

No somos nadie... hay que ser culto y decidido hasta para papear. Me quedo con las costumbres de tu pueblo que uno es muy rustio y tradicionalista y los pinganillos le parecen artefactos del diablo. Me he sonreido mucho.

 
At 2:03 p. m., Blogger RomRod said...

jajaja pues Cris nada como vivir en un pueblo, de verdad que tanto adelanto a veces me resulta exagerado. Me alegra que la pasaras bien. Saludos!

 
At 7:26 p. m., Blogger Misscronic said...

¡Leñe! Como para intentar marcharse sin pagar en un sitio de esos...

 
At 8:34 p. m., Blogger ibalu said...

que bueno que lo pasastes bien...
me imagino que este viaje te servira como inspiracion para los proximos 50 posts (de cada cosa sacas siempre 10000!).
un beso cris.

 
At 9:51 p. m., Blogger Roberto said...

Hola Cris, aquí Roberto, el blogger de El mundo sigue ahí.
Lo de Chucao y de un montón de bloggers chilenos: A todos les pregunté lo mismo, sus nombres reales para poner los links, no con seudónimos, sino con sus nombres. Cada vez me gustan más los blogs con personas detrás, reconocibles, con su imagen (que a varios no nos favoerece, pero en fin), y pararse ante el mundo, y decir -gritar- tu opinión, tus historias, tus deseos, tus sueños y todo lo que quieras.

Porque eso es un blog, mi identidad ante el mundo.

La historia termina en que varios, muchos, sí me dieron sus nombres, otros siguen prefiriendo ser anónimos y otros simplemente no contestaron.
Ça va.

Blogs.

Cris, un saludo cariñoso desde Chile,

Happy blogging!

 
At 10:57 p. m., Blogger Azusa said...

Qué bueno, me encanta leerte, sabes encontrar el punto de humor a cualquier cosa...

 
At 3:13 a. m., Anonymous cocholate said...

Jum... con lo bueno que es un taper XDD

 
At 9:59 a. m., Blogger Dulx said...

El mejor post de la madrugada!! Me hiciste reír tanto... Saludos.

 
At 1:28 p. m., Anonymous cerise said...

Es un post estupendo, tienes la facilidad de transportarnos contigo en el mismo restaurante...
pero imaginate al reves...
Hace mas de dos años que vivo por tu tierra... y todavia no me entero....
No consegui todavia descifrar la carta que "cantan" los camareros de los chiringuitos.
Ya se lo que son "cabrillas" "puntillitas" "japutas" pero no creas "macostaooooooo" ehhhhhhh.
y siguiendo con el tema vale la pena leer la historia de Mikel Gorriarán ( historia que circula en internet hace tiempo...)
que tampoco no se entera de nada....

http://www.gaditanos.org/euskerafacil.htm

 
At 1:33 p. m., Blogger Wally Week said...

¡¡¡Jajajaja qué bien escrito!!!

Os he echado de menos, madam le-cincuentenne (en mi pueblo tampoco tenemos los idiomas muy claros).

También usan el aparatito ese para decirse los unos a los otros si vais de humildes y simpáticos o por el contrario hay que escupiros en la comida.

Y si no dejáis propina y os sirven un chupito, cortesía de la casa, no lo probéis. En serio.

En serio. Créeme. Sé lo que digo. Lo sé porque lo sabe Tyler.

 
At 11:42 p. m., Blogger malaputa said...

En Estados Unidos también te acribillan a preguntas en los restaurantes pero es para asegurarse de que no les vas a devolver el plato...

 
At 11:54 p. m., Blogger malaputa said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

 
At 2:31 p. m., Anonymous Anónimo said...

LA TIA CHATY

JAJAJ CRIS ESO QUE TE LLEVE A UN RESTAURANTE DE PASEO DE GRACIA OSEA UN POCO SOFISTICADO PERO CON BUNEA COMIDA , NADA DE DISEÑO MINIMALISTA

AQUI TAMBIEN HAY TASCAS DONDE COMER TIENE SUS GRACIA Y SITIOS INSOPORTSBLES DE LOS QUE ME HE LEVANTADO POR ESTUPIDOS


PERO SI , LO DEL PINGANILLO Y LA PALM PARA PASAR LOS PEDIDO ESTA MUY BIEN CASI DE CIENCIA FICCION

VEO QUE HAS VUELTO PLETORICA DE TU VIAJES

 
At 9:15 p. m., Anonymous Anónimo said...

Chica, soy de Bcn, me he reido un montón con lo que dices, tienes razón en la de planificar, vanguardista y esas cosas, también es que fuistes a sitios más modernos!! Te puedo asegurar que, si bien no es como el bar de tu pueblo,hay unos cuantos en bcn ( rectifico, en barrios no centricos de bcn) donde puedes gritar "patatas bravaaaaaaaaaas" y no pasa nada
Palabreta del nen jesús

 
At 5:03 a. m., Blogger Pablo Perro said...

Chin, yo preferiría ir a comer a tu pueblo... francamente, eso de la modernidá, la elegancia y tanta pregunta no se me dá... Uno no pierde lo calejero.

 

Publicar un comentario

<< Home